Un buen diseño de marketing es básico para que un producto se pueda vender solo

Un buen diseño de marketing es básico para que un producto se pueda vender solo

En la actualidad vivimos en una época de la evolución como civilización en la que estamos sufriendo grandes transformaciones y es que en pocos años hemos pasado del papel y boli a trabajar de forma fundamental con internet. Esto se debe a que en los últimos tiempos hemos dado pasos de gigante en lo que a la revolución tecnológica se refiere y prueba de ello es que en la actualidad muchos cirujanos ya pueden operar de forma remota desde cualquier parte del planeta. Del mismo modo, los que trabajamos cada día con el correo electrónico somos conscientes de que podemos enviar un correo ahora mismo que en apenas unos segundos otra persona de cualquier parte del planeta lo estará recibiendo. Si bien es cierto, uno de los cambios más grandes y por donde enfocaremos el post lo vemos en los comercios y es que hasta hace pocos años bajábamos a comprar todo lo que necesitábamos a nuestros comercios de confianza en el barrio, mientras que en la actualidad optamos por comprar a través de la red. De este modo, ya no solo no le compramos a nuestros vecinos, sino que es muy probable que estemos comprando a la otra punta de la Tierra.

Como os decimos, este cambio de tendencia o de forma de comprar está trayendo consigo que muchos de los comercios de barrio de toda la vida estén teniendo que cerrar o hayan tenido que reinventarse para poder seguir abiertos y es que los gigantes del comercio electrónico han llegado para quedarse y su fortaleza es tal que pueden llegar incluso a tirar los precios por los suelos para atraer más clientes y cargarse a la competencia, de tal forma que, cuando sus competidores ya hayan cerrado, estos vuelvan a subir los precios hasta el punto en el que ellos deseen.

Pero este cambio de tendencia no solo afecta a la alimentación o a los bienes de primera necesidad, sino que también lo podemos ver en el día a día en otro tipo de compras como las de servicios. Así, cada vez son más los clientes que recurren a la red para llevar a cabo sus compras vacacionales, hoteles, viajes, escapadas… y es por ello por lo que todas las compañías hoteleras se han de afanar en tener un buen marketing digital para intentar captar al mayor número de clientes posibles. De hecho, Francisco Bautista, experto en marketing digital, cree que este es el momento adecuado para que las empresas apuesten por una potente estrategia digital y es que la sociedad cada vez tira más por el consumo a través de la red, de ahí que quedarse atrás pueda suponer el fin de un negocio, por muchos años que este lleve abierto con una tienda física.

En este sentido, tal y como os hemos mencionado, cada vez son más los empresarios hoteleros que buscan en la red sus principales fuentes de ingreso y, aunque no es tarea fácil, la realidad es que si sabemos buscar podemos encontrarnos aliados de primera calidad. Así, si vosotros no conocéis ninguna consultora que os pueda ayudar, nosotros os recomendamos que recurráis a Hotel-up, dado que ellos son grandes conocedores del marketing online para hoteles y os pueden llevar a cabo una importante campaña para no solo darse a conocer, sino que también captar un importante número de clientes que consiga completar el aforo de las habitaciones en cada una de las jornadas.

Pero tan importante es el marketing como lo es tener un sitio web a la altura y es que en los tiempos que corren ya todos los usuarios demandan un diseño responsive adaptado a cada uno de los terminales que tengan, así como también, en la medida de lo posible, contar con una app es básico para el buen funcionamiento. Sin embargo, de nada vale tener una web potente si lo que ofrecemos en ella no está a la altura, así que debemos de mimarla como a un hijo y plasmar en ella todo aquello que el cliente se pregunta y desea encontrar.

Las redes sociales también son fundamentales para crecer

El marketing va más allá de la red y contar con un buen diseño también en las redes sociales es fundamental para atraer a los clientes. En este sentido, las redes sociales no solo deben de estar activas y formar parte de nuestra oferta, sino que también deben de servir como nexo entre nuestros clientes y nosotros. Que encuentren en nuestros perfiles un amigo, un aliado y un interlocutor es básico para que estas cumplan su función, así que siempre debemos de tener presentes las redes sociales como argumento de venta.