Cómo hacer Buenas Fotografías de Deportes de Acción

Cómo hacer Buenas Fotografías de Deportes de Acción

Siempre me ha gustado la fotografía, pero lo cierto es que empezar a vivir profesionalmente de ella no fue, del todo, planeado. Soy una gran aficionada a los deportes de acción y, principalmente a la Mountain Bike que aquí conocemos como Bicicleta de Montaña.

Una de las razones de que me guste tanto este deporte es que aúna el hecho de hacer una actividad física en un entorno natural.

Al principio empecé haciendo fotos con el móvil de mis amigos y amigas en nuestras excursiones, pero cada vez me interesaba practicar más con una cámara buena y probar con diferentes tipos de iluminación, una cosa llevó a otra y empecé a interesarme por fotografiar competiciones más serias.

Mi constancia por mejorar mi técnica para fotografiar este tipo de eventos deportivos fue haciendo que me salieran cada vez más encargos fotográficos.

Aunque las mejores sesiones y en las que más disfruto son en las que puedo relajarme y ser más creativa, sobre todo las que hacemos entre amigos.

Una de las sesiones que recuerdo con más cariño hasta la fecha la hice con mi pareja, él es un gran aficionado al futbol así que por un fin de semana decidimos unir ambas pasiones. Yo jugaría al fútbol con él y él se vendría conmigo en Bici de Montaña. Mi idea era retratar ambos deportes conjuntamente en una sesión de lo más divertida e informal.

Hasta me compré unas zapatillas en Marian Sport, una tienda online especializada en la venta de botas de fútbol, equipamiento y todo tipo de complementos para la práctica del fútbol.

Consejos para Fotógrafos de Deportes en Acción Principiantes

Una de las cosas que más le gustó a mi novio fue verme en acción con la cámara, a él también le gustaba la fotografía así que me pidió algunos consejos para conseguir sacar buenas fotos de deportes.

Le comenté que cada deporte tiene unas características diferentes y que, el fútbol, por ejemplo, es completamente diferente a fotografiar deportes como la Bici de Montaña. Así que le aconsejé desde mi experiencia fotografiando este apasionante deporte y dejé que experimentara por su cuenta con el fútbol.

En cualquier caso, la técnica básica y fundamental para la fotografía de acción de cualquier tipo es hacer Panning. El sujeto o motivo de nuestra fotografía se mueve rápidamente pasando delante de nosotros que permanecemos estáticos. Esta técnica consiste en hacer un seguimiento del sujeto según pasa por delante de nosotros realizando las fotografías (en modo de ráfaga normalmente).

El método ráfaga aumenta las posibilidades de tener una imagen nítida del sujeto, así como de obtener una buena composición.

Otra cuestión, aunque para los más iniciados quizás lo mejor es no complicarse con este punto, pero es el tema de elegir los objetivos adecuados.

En Mountain Bike siempre se puede acercar con zoom básico en su extremo y con ello tenemos un zoom aceptable para muchas de las ocasiones, además siempre se puede recortar la imagen y mejorar la composición. Así que no tiene por qué echarnos atrás el hecho de no disponer de un teleobjetivo. Es una diferencia importante con el fútbol, por ejemplo, que por la característica del juego sí hace más interesante contar con un objetivo de más alcance.

Si bien, en deportes como la Bici de Montaña los competidores suelen seguir un recorrido fijo en cada vuelta.

Ahora bien, cuando me piden consejo sobre temas de fotografía, aunque sí contar con un buen equipamiento es importante, no hay nada como una buena composición. Siempre me ha parecido que este es uno de los aspectos más importantes a la hora de conseguir una buena foto.

Saber componer es fundamental, ser capaz de romper las reglas de composición, conseguir enfoques creativos y originales es igual o más importante que contar con un equipo muy profesional.

Y, por supuesto, casi a la cabeza en cuanto aspectos a cuidar está la iluminación. Aquí lo mejor es mucha preparación, recuerdo que al principio quedaba con mis amigas para probar diferentes localizaciones y efectos de iluminación. Iba anotando en una libreta los mejores momentos del día en cuanto a iluminación en los diferentes lugares, hasta me fijaba en la previsión del tiempo.
Toda esta preparación puede marcar una gran diferencia a la hora de conseguir la mejor iluminación para una toma, y es que al final la fotografía no es más que dibujar con luz, así que si esta luz es sorprendente probablemente nuestras fotos también.