Consejos para sacar buenas fotos en altura

Consejos para sacar buenas fotos en altura

El mundo de las fotos en altura es de lo más variado, desde fotos desde edificios o monumentos que están bastante altos a la foto de montaña. En el caso de esta última, debemos saber que hay que ir preparados con agua, alimentos que tengan un alto índice energético, gafas y un abrigo extra que tenga chubasquero, pues en la montaña las condiciones climatológicas son de lo más cambiantes.

Todo fotógrafo puede hacer una buena foto en altura sin necesidad de ser un profesional. Nosotros en nuestro equipo de fin de semana cuando salimos a la montaña, tenemos a uno del grupo que es profesional, lo conocimos cuando realizó un trabajo en su empresa Workprotect para el edificio de mi empresa. Desde luego que tener a una persona especialista en trabajar en altura es toda una ventaja.

Selecciona el material

Debes pensar es que lo más seguro es que vas a tener que andar, subir, bajar laderas, por lo que cuanto más peso lleves, menos fotografías vas a realizar. La experiencia nos deja claro que en cuanto un cuerpo se agota, solo va a necesitar que descanses. Si llevas menos peso, el cansancio va a llegar más tarde, por lo que vas a contar con más energía para poder sacar mayor número de fotos.

La luz y los filtros

Es posible tener la iluminación del sol frente a la montaña, de forma lateral o desde atrás. La de mayor interés es la que proviene del lateral a 90 grados, pues es la que nos permite poder ver mejor los contornos y dar el necesario volumen a la fotografía. Además, va a permitir el uso de más rendimiento al filtro polarizador, que es el encargado de dar más saturación a los colores, eliminado los posibles reflejos que se puedan producir y la calima. Muchas veces basta girarse para conseguir dicha iluminación.

Composición

Se pueden buscar ángulos distintos, tanto cerca del suelo o lo alto como simplemente desde una altura normal, en caso de que tengamos un encuadre que nos guste. Para ello, usamos la regla de los tercios para poder colocar el horizonte o puntos principales de interés, para así asegurarse un buen encuadre.

Clima

En la montaña el clima cambia mucho, cuanta más altura con más probabilidad. En caso de no ser montañeros con experiencia. Lo mejor es ser precavidos y no intentar llegar a nuestros límites físicos, pues hay que volver y eso también exigirá un esfuerzo. Planificar antes el recorrido es de lo más recomendable.

Zonas de agua

Los pantanos y ríos nos ofrecen puntos de interés, ya que gracias al agua tienen un reflejo sobre el entorno de montaña que puede crear preciosas imágenes dobles reflejadas. A veces nos va a bastar con un charco de agua para lograr el efecto espejo.

Flores, árboles y rocas

Son sencillas todas de encontrar, pero fijarse es más complicado, por lo que, de no tener algo previsto con antelación, es posible andar con la mente abierta para poder localizar flores que puedan destacar sobre el entorno, árboles frondosos con troncos deformados por el tiempo o flores colorida en la que se pueda hacer el mejor encuadre.

Objetivos

Si se vuelve a pensar en el peso, no es muy recomendable volverse locos, añadiendo todos los objetivos disponibles, pues siempre va a ser un impedimento a la hora del progreso de nuestras aspiraciones de andar y salir ligeros para desplazarse con libertad. Especialmente merece la pena si tenemos pensado subir alto a la montaña o que se prolongue la excursión por varias horas.

Accesorios

En caso de que tengas que hacer una toma macro, deberás recurrir a los anillos de extensión sin que sea necesario llevar un objetivo especial macro. Viene en kit de tres de varios grosores para que se pongan juntos o por separado. Son huecos por dentro y solo añaden espacio entre los objetivos y la cámara, lo que logra de más factor de aumento, algo importante para las tomas macro.

Trípodes o monopies

De todos es sabido que contar con un buen trípode, puede durarnos toda la vida, por lo que si eres un gran entusiasta de la fotografía, tanto amateur como si te quieres sacar un dinerito extra o de manera profesional hay que tenerlo en cuenta.

Debes saber que, si vas a llevar a la montaña un bonito trípode que te regalaron de 5 kilos, gran estabilidad y de 2 metros de alto, las fotos te saldrán genial, pero la espalda y tus piernas lo van a notar.