Consejos para tomar hermosas fotografías de predsas de vestir

Consejos para tomar hermosas fotografías de predsas de vestir

El tener fotografías de productos de gran calidad es algo muy importante para las tiendas que venden ropa online. Desde HHG, una empresa de moda con años de experiencia en el sector, creen que es precisamente el hecho de tener unas buenas fotos de los productos, lo que ha marcado la diferencia a la hora de tener tanto éxito entre sus clientes.  Vamos a ver algunos consejos:

Preparación de la ropa

Los productos tendrán que aparecer de la mejor manera en las fotos. Muchas veces es posible que la ropa se arrugue y esto hay que evitarlo. Preparar las prendas que se van a fotografiar antes es fundamental, además debes saber que hay muchos fotógrafos que usan el Photoshop, pero no te engañes, tampoco hace magia y se editar demasiado es posible que la calidad de la imagen quede comprometida.

Configuración del estudio

Sin muchos elementos, una habitación con espacio puede pasar a ser un buen estudio de fotografía. En el caso de no tener mucho presupuesto, puede valerte con una cámara, trípode, papel blanco sin costuras, luz natural y cinta adhesiva.

  • Telón de fondo: siempre es útil y evita las posibles distracciones.
  • Cámara: parte fundamental, pero no pienses que con tener una buena te va a valer, es solo una parte. Lo mejor es usar una cámara réflex digital con exposición manual y que te de la posibilidad de hacer configuraciones. Si tiene buena cámara tu Smartphone también puede valer.
  • Iluminación: La luz natural que entra en la ventana es económica y tiene calidad para las fotos de ropa. Contar con iluminación artificial lo que te permitirá es poder hacer fotos con mayor disponibilidad.

Posición de la iluminación

En el caso de que uses luz natural, lo mejor es colocar el producto próximo a una ventana en la que se pueda contar hasta con luz indirecta. Lo mejor para fotografiar ropa es colocar la fuente y el difusor de la luz en un ángulo de 45 grados respecto al propio producto. De esta forma la iluminación será uniforme.

 En maniquí o con un modelo para tus prendas de ropa

La fotografía de una prenda de ropa que se realice sobre una modelo o maniquí es, siempre que sea posible la opción mejor para que el posible cliente pueda ver la forma y cómo queda la prenda.

Sin duda, el tener modelos es muy aconsejable cuando se quiere que la ropa pueda verse mejor. Lo malo es que el costo de los modelos profesionales no es económico, por lo que optar por maniquís es una buena alternativa.

 Configuración de tu cámara

Si la configuración en la cámara no es buena, ni editando bien en Photoshop lograrás que las imágenes que tomes se vean profesionales. Siempre hay que entender lo que son conceptos como el ISO, la apertura o el balance de blancos.

La toma de las fotos

Llegó el momento, lo que debes hacer es dirigir la cámara hacia el objeto en cuestión y tendrás que presionarlo hasta la mitad, de tal forma que la cámara llegue a enfocar el objeto, para después tomar la foto. Siempre es recomendable ir ajustando las configuraciones de la cámara a lo largo de la sesión.

Siempre es bueno hacer muchas tomas en el caso de ser necesario. Cuantas más fotos haya de un producto, más está demostrado que aumentan las ventas.

La  postproducción

En cuanto hayas tomado ya las fotos, debes preparar las imágenes que van a ir a tu página web. En esta fase es cuando hay que cuidar los detalles para que el resultado sea lo más profesional que se pueda.

Aquí merece la pena la subcontratación de alguien que pueda ayudarte, pues con la fotografía digital se ahorra mucho en costes. Si por el contrario quieres hacerlo tú mismo, no te olvides de la alineación, el recorte, eliminar el fondo o realizar una buena corrección del color para que la apariencia resultante sea profesional y con consistencia.

Para todo ello, no olvides registrar los procesos para el desarrollo de una serie de especificaciones básicas, no solo para la toma, también a la hora de editar.

Alineación

En este sentido merece la pena asegurarse de que los productos tengan idéntico tamaño y se centren en cada una de las imágenes. De esta forma vas a querer que la totalidad de ángulos, esquinas o bordes de los productos queden alineados los unos con los otros.

Recorte de las fotos

Lo mismo que la alineación, deberán recortarse las imágenes de los productos de la misma forma, para que así la clientela pueda tener una experiencia a la hora de comprar parecida. Si se usan guías a la hora de la alineación, podrás recortar e ir ajustando el tamaño de las fotos, según las especificaciones que tenga tu site en cuanto a la imagen.

Fondo

Por lo general, se utiliza un fondo blanco, que es algo que se recomiendo o incluso se requiere en bastantes mercados. Se puede eliminar cualquier clase de distracción a la hora de eliminar el fondo, porque se va a tener una flexibilidad mayor a la hora de diseñar la web e irá reduciéndose de forma modesta el tamaño del archivo.

Color

Muchas veces, aunque se ajuste de la mejor forma el balance de blancos, existen colores como el rojo, rosado o los fluorescentes, que son complicados de ser fotografiados de forma correcta en la cámara, por lo que se necesitarán con frecuencia ajustes en Photoshop posteriormente.

La experiencia se adquiere con la práctica

Evidentemente, hacerlo uno mismo es un reto importante y, pese a que en los comienzos no todo es perfecto, el objetivo tiene que ser la mejora tomas tras toma para poder elegir unas buenas imágenes. Cuanto mejor sea la imagen del producto, las ventas serán mayores y habrá más oportunidades para que la gente puede interesarse por la ropa en cuestión.

Esperemos que sigas todos estos pasos para hacer las mejores fotografías. Ya sabes, solo tienes que preparar el producto, instalar tu estudio, controlar la iluminación, hacer los pertinentes arreglos del producto, configurar la cámara, hacer las fotos y después perfeccionarlas en la postproducción.