El diseño es muy importante para crear una buena marca

El diseño es muy importante para crear una buena marca

Nos ha tocado vivir en una época de la evolución en la que cada vez es más importante la marca y el saber hacer frente a los nuevos retos, tanto tecnológicos, como de mercado. Esto se debe a que, hasta hace unos años, todos nosotros recurríamos a las tiendas de barrio para comprar y, en ellas, en las tiendas de cercanía es donde adquiríamos todo aquello que necesitábamos y, en el caso de que no lo tuviesen, nos permitíamos esperar unos días a que llegase. Sin embargo, en la actualidad, estos tiempos y estas formas de comprar han cambiado por completo y ahora buscamos la rapidez y la comodidad. Esto se deriva de que cada vez compramos más desde casa y sin siquiera levantarnos del sofá, puesto que los comercios online nos han abierto esta posibilidad, así como los servicios de logística han hecho que las entregas sean cada vez más rápidas, por lo que las tiendas tradicionales se están empezando a quedar en un segundo plano, lo que implica, además, que la competencia ya no provenga de los comercios vecinos, sino que nuestro principal rival puede estar en cualquier parte del mundo.

Este importante cambio de tendencia hace que cada vez sea más complejo poder seguir teniendo la misma cartera de clientes, puesto que ahora competimos de forma directa con comerciantes de todo el mundo, no solo de nuestra misma ciudad o provincia, así que, si queremos seguir teniendo los mismos o, con suerte, incrementar nuestra cartera de clientes fieles y potenciales clientes, debemos de poner toda la carne en el asador para trabajar dando el 110%. En este sentido, una de las primeras medidas que podemos tomar pasa por potenciar nuestra marca y es que una marca reconocida, fiable, de calidad… siempre tendrá mucho más potencial que una de segunda línea, por lo que para que esto sea así, el diseño de la marca es más que primordial. Por ello, para comenzar a potenciarlo debemos de contar con tres definiciones clave, que pasan por:

  • Marca: cómo las personas perciben su empresa.
  • Branding: las acciones que realizas para crear una imagen determinada de tu empresa.
  • Identidad de marca: la colección de elementos de marca tangibles que juntos crean una imagen de marca.

Con estas tres definiciones ya podemos empezar a trabajar en crearnos nuestra propia marca, así como consolidarla para que sea la primera opción de los potenciales clientes. Pero para ello debemos de tener claro que no hay que tener miedo a los cambios y que los nuevos diseños, más limpios, más frescos y más juveniles son la tendencia y, para ello, tan solo basta con mirar a dos empresas consolidadas, como Correos o Coca-Cola, quienes vienen de cambiar su logo en los últimos tiempos. En concreto, la firma estadounidense ha optado por refrescar su logo y añadir una lengua gigantesca, mientras que la sociedad postal ha simplificado sus líneas para hacerlo más cómodo. Así, si vosotros también estáis dispuestos a darle un nuevo aire a vuestra empresa para poder seguir compitiendo de tu a tu con los rivales, con independencia de que estos sean españoles o extranjeros, nosotros os recomendamos que os pongáis en manos de Trama Publicidad para conseguir una imagen que eleve vuestra marca hasta los niveles que deseáis y, con ella, también expreséis los valores de vuestro negocio de forma clara, así como aprovechéis el tirón para llevar a cabo campañas de publicidad en diferentes medios, los más adecuados a vuestro target y es que solo de esta forma podréis potenciar vuestra imagen.

Eso sí, como es lógico, todo ello ha de ir acompañado de otras acciones que pasen por potenciar el comercio digital u ofrecer servicios a través de la red y es que cada vez está más presente el negocio mediante este canal. Si bien es cierto que los medios tradicionales siguen contando con un gran poder, la realidad es que internet está abriendo nuevas puertas que no deberíamos de dejar de aprovechar.

Diferencias entre branding e identidad visual

La principal diferencia es que el branding es intangible, de tal modo que es lo que ven o tienen en la mente los clientes cuando piensan en nuestra empresa. En este sentido podemos decir que el branding es una experiencia, es lo que asocia el usuario con respecto a la marca, lo primero que le llega a la mente al cliente. En el caso de la identidad de marca, esta es tangible, es como la cara de la marca, por lo que sería la imagen visual de cualquier negocio. La identidad de marca es lo que puedes ver, por lo que fomenta el reconocimiento de una marca y supone la diferenciación con respecto a las demás.