Fotografía arquitectónica y paisajística.

Fotografía arquitectónica y paisajística.

Arquitectura es el arte de esculpir el espacio para satisfacer las necesidades físicas, emocionales y espirituales, protegiendo el resultado con una piel armónica con las con la estética, técnicas y sitio, del momento en que se realiza (Ibo Bonilla, arquitecto, escultor, pedagogo y geobiólogo costarricense.)

La arquitectura es el arte de construir y modificar el hábitat natural y que se sirve de las luces y las sombras de la naturaleza para crear imágenes armónicas e integradas en el paisaje. La arquitectura, pues, queda identificada con la fotografía, pues, al igual que esta, juega con las luces y sombras naturales para crear una imagen personal, que pretende comunicar la esencia de lo captado por el autor.

Podemos decir, entonces, que la fotografía y la arquitectura, son medios de comunicación, y se fusionan para dar lugar a una forma de fotografía cada vez más demandada por las empresas para dar a conocer sus productos.

Los grandes hoteles y restaurantes, los jardines, los edificios corporativos, las instituciones públicas y privadas, los colegios, naves industriales… demandan los servicios de fotógraf@s de arquitectura y paisaje, que sepan captar exactamente la esencia de lo que se quiere ofrecer al público, cada vez más exigente y acostumbrado a buscar y comparar a través de la web las diferentes ofertas.

Fotografías de arquitectura y paisaje de excepción las encontramos en el Hotel de lujo, Mercer Barcelona, localizado en pleno corazón del Gótico y al lado de la catedral, está considerado un monumento en el que sus invitados pueden disfrutar de un lugar exclusivo y de una belleza única. Su arquitectura medieval es incomparable y cuenta con pinturas originales del siglo XI

Fotografía de exterior y de interior

Fotografía de exterior

A la hora de fotografiar una obra arquitectónica, no basta con mostrar la fachada, sino que es igualmente necesario captar el entorno, el paisaje que la rodea y cómo el edificio se integra en éste. Las luces y las sombras naturales, la luz artificial, los diferentes elementos del entorno… permitirá fotografiar el exterior del edificio desde diferentes perspectivas.

Cuando se toman fotografías a la luz del día, con mucha luz, puede que esta resulte un problema a la hora de captar detalles, por lo que se recomienda el empleo de flashes y el ajuste de blancos.

El balance de blancos también se hace necesario para captar el paisaje a la luz de un cielo nublado, pero este clima es ideal para jugar con las luces y sombras naturales.

Al anochecer se hará necesario el uso de flashes y otros accesorios ópticos.

Fotografía de interior

Al igual que la fotografía de exterior, la fotografía de interior debe jugar con las luces y sombras naturales y artificiales y con los diferentes elementos del interior del edificio. Los diferentes ángulos y perspectivas son igualmente importantes para crear el ambiente que se desea trasmitir, y que servirán, por ejemplo, para dar sensación de amplitud a las estancias excesivamente pequeñas, o iluminar las que no presentan demasiada luz.

Es aconsejable emplear la luz del sol, esta será una aliada del/de la fotógraf@. La toma de fotografías a contraluz no es recomendable, lo mejor en los casos en los que no exista otra alternativa de fondo, se aconseja prescindir de la luz solar, bajando las persianas y cerrando cortinas, y emplear el flash externo.

Para evitar los brillos de los muebles y otros elementos y accesorios, se recomienda tomar la foto en diagonal, nuca de frente.

Equipo

El equipo necesario para fotografiar exteriores es prácticamente el mismo que en la fotografía de interior,lentes, trípode, rótula, disparador a distancia o remoto, y en el caso de la fotografía de interior, un flash externo.