La fotografía, un elemento crucial en publicidad

La fotografía, un elemento crucial en publicidad

Son muchos los factores que contribuyen de un modo muy importante a que una empresa encuentre su línea de negocio, sus clientes y la manera de vender y seguir adelante. Es evidente que cuando se tiene una idea y se abre un negocio como consecuencia de esa idea, también se desarrolla en el cerebro del creador una manera de llevarla a cabo y de conseguir una serie de beneficios que hagan de esa idea algo rentable en materia económica. Sin embargo, es necesario encontrar un patrón de actuación que nos asegure esos beneficios de una manera continua.

Ese elemento del que hablamos no es otro que el de la publicidad. Esta publicidad es la que permite que un determinado negocio tenga visibilidad de puertas hacia fuera y es la responsable de que aumente el número de ventas o el número de los servicios que desarrolla y presta la empresa. No cabe duda de que la labor publicitaria es muy útil. Prueba de ello es que ha existido desde que el ser humano tiene uso de razón. Es cierto que ha tenido que ir evolucionando y que se ha tenido que adaptar a las necesidades actuales de la gente. Pero que la publicidad ha sido la mejor manera de darse a conocer para una empresa está fuera de toda duda.

Hemos tocado un tema de lo más interesante en el párrafo anterior. Hablamos de la transformación y del proceso de adaptación de la publicidad a la sociedad actual. Hoy en día, la publicidad tiene la ventaja de que es capaz de adaptarse de una manera mucho más grande al mundo que le rodea. Se manifiesta de muchas maneras diferentes, algunas más efectivas que otras. Una de las maneras en las que la publicidad ha conseguido mejorar su eficacia en diversos sectores ha sido la imagen, la fotografía. Y es que el contenido visual es, a día de hoy, la mejor garantía de éxito.

Cuando se combina con las nuevas tecnologías e Internet, la fotografía adquiere un valor publicitario que es tremendo y que genera una cantidad de reacciones muy grande. Esta es la conclusión de un estudio reciente de Grupoom, una agencia de publicidad que apuesta por elementos tan diferente pero que al mismo tiempo presentan características tan comunes como lo son la fotografía, una página web, el posicionamiento SEO o la presencia en las diferentes redes sociales que son tendencia en la actualidad.

Un artículo publicado en la página web Merca20 en 2016 informó de las empresas que más habían invertido durante el año anterior en España. P&G gobernaba dicha lista con un montante cercano a los 100 millones de euros. Otras entidades, como lo son Vodafone, L’Oreal o El Corte Inglés también habían realizado inversiones importantes. Lo que más ponía en común a todas estas empresas, más allá de dicha inversión, era la apuesta por la imagen y la fotografía que habían realizado tanto en su página web como en los distintos perfiles de sus redes sociales.

Pero invertir en publicidad no es tan simple. Más dinero no equivale a más potencial. Depende del tipo de elementos que queramos desarrollar y de la ejecución de los mismos. Como muestra un botón: un artículo publicado en el portal web Reason Why destacaba a las empresas que más gastan en publicidad en España, en la misma medida que la anterior noticia a la que hemos hecho referencia. Sin embargo, este artículo hacía incidencia en que, sin estar entre las que más gastan, Coca Cola dispone de una imagen de marca muy buena.

La fotografía y la imagen, responsables

Es evidente que Coca Cola ha seguido una estrategia digna de elogio. Ha apostado por la publicidad de la imagen, de lo visual, algo que le ha llevado a calar entre los consumidores sin que sea necesario un elevado gasto. Esto es posible y solo hay que tener clara la campaña que queramos desarrollar y el público al que va dirigida. La imagen es un apoyo muy importante para ello y está claro y demostrado que quien la usa sale ganando. Y no es para menos.

La tendencia que sigue nuestra sociedad contemporánea es a primar más a la imagen según vayan pasando los años. Y esa es una buena noticia para todos aquellos negocios y comercios que lleven tiempo trabajando en el desarrollo de una imagen de marca muy vinculada a la fotografía. Ellos tendrán una porción de terreno ganada en el futuro, viajarán un paso por delante al resto y eso les generará beneficios. Al final, como en todo, quien descubre algo y es el primero en explotarlo se lleva los beneficios más grandes.