La imagen al servicio de la publicidad

La imagen al servicio de la publicidad

El valor de la imagen ocupa cada vez más espacio y tiempo en los medios de comunicación. Mientras que el texto pasa más desapercibido, es la imagen la que cobra mayor importancia en la publicidad y por eso cada día hay más publicistas y expertos en comunicación que centran en ella sus esfuerzos.

Pensemos en un medio digital, en una plataforma online que vende sus productos a través de la red, ¿por qué se decantarán los clientes a la hora de comprar algo en su tienda online? Obviamente sólo pueden fiarse de la descripción de los productos y de la imagen (a no ser que sean buenos navegantes y pierdan algo de su tiempo buscando opiniones y referencias al respecto), así que “lo que el ojo ve” es lo que marca la diferencia entre una posible compra o no.

La imagen al poder

Obviamente no es lo mismo cuando hablamos de una fotografía de producto para un catálogo, sea online o no, que cuando hablamos de un anuncio para televisión o de un anuncio impreso en un periódico o una revista. Tipos de publicidad hay muchos pero quitando la radio todos usan la imagen como una herramienta para captar más atención y eso es algo que en Publigar saben de sobra.

Publigar es una empresa de comunicación experta en publicidad y marketing, que organiza sus campañas siempre en torno a lo que el cliente desea obtener y, en gran parte, esas campañas giran en torno a la imagen:

  • Publicidad en Autobuses: Imagen + Texto
  • Redes Sociales: Imagen +texto
  • Posicionamiento SEO y SEM: Texto
  • Páginas web: Imagen + texto
  • Publicidad Exterior: Imagen + texto

Obviamente el texto es una herramienta de vital importancia en la publicidad pero lo es, de igual manera, la imagen, al menos para la mayoría de soportes.

La imagen es primordial en cualquier tipo de campaña pero lo es aún más cuando hablamos de campañas breves, concisas y creativas. Crear una imagen impactante asegura el éxito de la campaña porque una gran porcentaje de la población centrará su atención en esa imagen, al menos durante unos segundos, los suficientes para que vean el anuncio y sepan que producto, marca o servicio se promociona en él. La idea de conseguir una imagen creativa, original e impactante que capte la atención del usuario es una de las más extendidas en publicidad. No es la única, claro está, ni tampoco la que más beneficios reporta (todo depende del tipo de campaña y de lo que se pretenda conseguir) pero sí es la más usada, probablemente porque casi siempre consigue lo que se propone: ser vista.

Por eso nunca podemos descuidar la imagen en pro del texto, en todo caso al contrario aunque, lo ideal, es que vayan a la par.