Un reportaje de fotos muy original

Las bodas han evolucionado mucho. Ni los menús, ni los lugares, ni las lunas de miel son lo que eran antes. Por suerte para todos. Pues bien, en los reportajes de fotos ha pasado lo mismo. Un detalle que quedará para toda la vida en nuestras casas y que por lo tanto tenemos que buscar que sea el más original, llamativo y emotivo del mundo. Además siempre te puedes ahorrar unos cuantos euros con pequeños trucos.

Gracias a las nuevas tecnologías este tipo de reportajes han evolucionado mucho. Se ha puesto muy de moda hacer prebodas. Consiste en una sesión fotográfica que suele realizarse en exteriores varias semanas antes de la boda. Se trata de una sesión informal y distendida en la que no tenéis que estar pendientes de los invitados ni de horarios, tan sólo de disfrutar de la experiencia. La finalidad de la preboda es, por supuesto, obtener una hermosa serie de fotografías; sin embargo no es lo más importante. Lo fundamental en esta sesión es crear un clima distendido y de complicidad entre fotógrafo y novios, que se vea cómo es el trabajo para que el día del enlace todo esté en buenas manos.

El día de la boda su manera de trabajar es muy sencilla. Te acompaña en cada momento pero sin agobios. La cantidad de imágenes que se recomienda oscila entre 100 y 120, de esta forma las páginas del álbum no quedarán recargadas y cada fotografía tendrá más impacto. Se recomienda que todas las fotografías estén procesadas y retocadas para conseguir la máxima calidad en cada imagen: luz, contraste, color, virados en blanco y negro, etc.

El DVD con todas las fotos de la boda se suele tener en un plazo de 4-6 semanas después de la boda. Si contratáis el álbum digital, normalmente lo tendréis listo entre 6 y 8 semanas después de que se haya hecho la selección.

Dicho todo esto, os recomiendo al fotógrafo Sergio Cueto, un gran profesional que fue el encargado de inmortalizar mi enlace para toda la boda. Yo no me he arrepentido, ni del fotógrafo, ni de la boda. Además es especialista en fotos de bebés, pero yo a eso todavía no me he animado.

Deja un comentario