Trucos para hacer las mejores Fotos de Boda

Trucos para hacer las mejores Fotos de Boda

Después de asistir a un par de bodas y siendo una gran apasionada de la fotografía he empezado a plantearme la fotografía de bodas como una muy interesante opción profesional.

De hecho, en la última boda a la que asistí, contaron con el servicio de Filmworks, un servicio muy profesional de fotografía para bodas cuyo fotógrafo Abel Rosad cofundó junto a su socio y amigo Xavi Torres.

Juntos, formaron uno de los mejores equipos de fotógrafos de boda en Barcelona. Decidieron crear nuestro propio estilo, basado en romper con todas las reglas no escritas de la fotografía y videografía de Bodas.

Me contó que en todos estos años ha vivido momentos emocionantes como fotógrafo de bodas y he tenido la ocasión de conocer a personas maravillosas que han confiado en mí y a los que les debe toda su experiencia. Le gusta implicarme al máximo, conocer y escuchar a sus clientes para saber lo que esperan de él, me recordaba con insistencia que ese es su único secreto, tener esa sensación de que vas a trabajar a la boda de unos amigos a los que aprecias y con los que te vas a emocionar.

Después de contarme un poco sobre su historia como fotógrafo de bodas, también me recordó varios tips para conseguir un resultado de lo más profesional si me tocaba fotografiar una boda algún día.

Preparación antes de la Boda.  Uno de los mejores Consejos para Fotografiar una Boda como un Profesional

Uno de los consejos más útiles que me han dado sobre fotografía de bodas es planear con la pareja y entre todos pensar cuáles son las tomas que les gustaría capturar ese día y hacer una lista de modo que puedas comprobarlas al final. Esto es particularmente útil en las tomas de la familia.

Todo lo que podamos preparar de antemano ayudará el día de la boda. Unos días antes de la fiesta es recomendable que puedas hacer una visita a los diferentes lugares que se van a utilizar para las sesiones de fotos. Es muy importante que tomes en cuenta si es en interiores o exteriores o tal vez haya lugar para los dos tipos de fotografías.

Aunque estoy segura de que la mayoría de los profesionales no hacen esto, me resulta muy útil saber dónde vamos a hacer las fotos antes del gran día, para así tener una idea de algunas opciones para las tomas y saber cómo la luz podría entrar en juego.

Si es posible, asiste al ensayo de la ceremonia en la que podrás reunir una gran cantidad de información acerca de las posibles poses para tomar ese día.

Hace poco en una o dos bodas a las que he podido asistir para hacer las fotos incluso visité otros lugares con las parejas y dimos unos disparos de prueba antes de la boda, así también estableces una relación más cercana con ellos.

Esto resultó muy útil porque es una forma de romper el hielo y de crear un espacio más relajado que es fundamental para conseguir buenas fotos.

Como nunca estamos exentos de que algo pueda salir mal ese día, se necesita estar bien preparado. Debes tener siempre un plan B por si acaso algo a última hora se sale del camino.

Sobra decir que una copia de seguridad por si se dañan las fotos es lo primero que debes hacer cada vez que tomes una, es mejor prevenir que aprender lo de hacer copias por las malas.

Por otro lado, deberás tener las baterías cargadas de la cámara y, por supuesto, varias baterías de repuesto. Todos los fotógrafos que tuve el gusto de asistir llevaban varias baterías de repuesto siempre.

Las tarjetas de memoria deberán estar vacías para que no tengas que estar borrando mientras hagas las fotos y pierdas tiempo, son cosas que parecen obvias, pero, en ocasiones, si nos despistamos con esto podemos darnos más que un apuro luego.

Para los que somos aficionados esto es clave, los fotógrafos más profesionales tienen su propio book y página web disponible para que la vean sus clientes, si bien los que somos familiares o amigos de la pareja está bien que hablemos con ellos de antemano para saber qué expectativas tienen de nuestro trabajo.